Impulso de la investigación

impuls recerca

Nuevo edificio de investigación

La Fundación Privada ha promovido la construcción de un nuevo edificio que agrupa toda la actividad investigadora de Sant Pau, que antes se encontraba dispersa en varias dependencias.
 

El nuevo edificio del Instituto de Investigación del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, de 9.700 metros cuadrados, se encuentra en la calle Sant Quintí, entre el Servicio de Urgencias del Hospital y la antigua Casa de Convalecencia . Esta ubicación facilita la continua relación de los investigadores con los profesionales asistenciales del Hospital. A la vez, da un mayor impulso a la aplicación de las investigaciones para el cuidado de los pacientes.

Con este nuevo edificio, Sant Pau pone las bases sobre las que quiere seguir trabajando para convertirse en un centro de referencia en la asistencia, la docencia y la investigación médica.

 

Infraestructura para la investigación

Las cinco plantas del nuevo edificio de investigación suponen una concentración de recursos humanos y materiales transversales dedicados a la investigación científica, con servicios de apoyo complementarios que cubren las principales necesidades en biomedicina, y que permitirán el crecimiento racional de los grupos de investigación de Sant Pau. También es un centro de gestión y administración de los recursos dedicados a la investigación en San Pablo, y de transferencia de la actividad investigadora en el sistema sanitario.

El edificio acoge plataformas abiertas a la comunidad científica, tanto de servicios científico-técnicos como de servicios transversales de apoyo a la investigación. Además, da cabida al Centro de Investigación del Medicamento (CIM Sant Pau), que realiza ensayos clínicos en Fase I; la Plataforma de Neurofisiología y el área de Investigación Clínica.

El Banco y Sangre de Tejidos también ocupa unos espacios del inmueble cercanos al Hospital y de fácil acceso desde la calle por la ciudadanía.

Integración con el entorno

Un gran porche en la planta baja convierte el edificio del Instituto de Investigación en un nuevo acceso al recinto de Sant Pau. A la vez, la aplicación de nuevas tecnologías arquitectónicas ha permitido que la construcción se integre a la perfección con las especiales características de los pabellones proyectados por Lluís Domènech i Montaner.

La actuación más importante que lo ha hecho posible ha sido la instalación de una celosía translúcida de cerámica que recubre toda la fachada. La estructura cambia de apariencia a lo largo del día en función de la luz del sol, tanto desde el exterior como desde el interior.

Exteriormente, las piezas de cerámica imitan el ladrillo de las antiguas construcciones hospitalarias, y por la cara interior un acabado vitrificado evoca las tonalidades que utilizó Domènech i Montaner en las cúpulas y las cubiertas modernistas. A la vez, la piel cerámica aporta privacidad a los investigadores y protege el edificio de la radiación solar.

Un edificio sostenible

El edificio sigue los parámetros más exigentes en términos de sostenibilidad y economía circular. En primer lugar, la nueva construcción es desmontable: está integrada por componentes fabricados en taller y montados en obra. Esto permite controlar las cualidades, minimizar residuos y energías y, si a largo plazo se llega a derribar, facilita el reciclaje de los materiales y de los diferentes módulos. Además de permitir el reaprovechamiento, la estructura del edificio se puede adaptar a cualquier cambio de uso modificando fácilmente la distribución de tabiques y mamparas.

El respeto por el medio ambiente también se ha tenido en cuenta en la elección de materiales empleados, ya que todos tienen en común un bajo impacto ambiental, económico y de mantenimiento.

La apuesta por crear un edificio eficiente ha quedado patente con la aplicación de mecanismos que reducen el consumo energético e hídrico. Además de hacer uso de la tecnología LED en todo el alumbrado, para ahorrar agua se ha instalado un sistema de cubierta aljibe que alimenta los jardines de cubierta con el agua de lluvia almacenada bajo la vegetación. El agua acumulada también servirá para las descargas de los inodoros y, además, la cubierta vegetal del edificio también lo protegerá térmica y acústicamente.

Financiación

Con un coste total de 17 millones de euros, la construcción del nuevo edificio de investigación ha sido financiada por la Fundación Privada con una aportación de 12 millones de euros, y ha contado con una subvención de 5 millones de euros procedentes de los fondos europeos FEDER, gestionados por la Secretaría de Universidades e Investigación del Departamento de Empresa y Conocimiento de la Generalitat de Catalunya.

La financiación global del proyecto ha incluido desde las contingencias de los espacios provisionales hasta la puesta en marcha del edificio, y ha sido posible gracias a dos préstamos: uno del Ministerio de Sanidad, a través del Instituto Carlos III; y otro del Council of Europe Development Bank (CEB), a través de CaixaBank.

                  

Cronología

  • 1992. Se constituye el Instituto de Investigación del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, una fundación privada de carácter científico que tiene como misión la mejora de la salud y la calidad de vida de las personas, mediante la producción y divulgación de conocimiento científico, la formación de investigadores, la generación de innovaciones sanitarias, y la aplicación de los avances en la práctica asistencial.
     
  • 2003. La Generalitat aprueba la adscripción del Instituto de Investigación como Instituto Universitario de Investigación en la Universitat Autònoma de Barcelona.
     
  • 2011. El Instituto de Investigación deviene centro del sistema CERCA de Catalunya. En paralelo, se produce la convocatoria del concurso de ideas para seleccionar el equipo de arquitectos que redacte el proyecto del nuevo edificio, adjudicado finalmente al equipo de la UTE 2Buixadé, Margarit, Ferrando, SLP & Pich-Aguilera Arquitectes, SLP.
     
  • 2014-2015. Se llevan a cabo las tareas de excavación, cimentación y ejecución de pantallas estructurales del nuevo edificio.
     
  • 2016-2017. Se desarrolla el grueso de los trabajos de construcción y de instalaciones.
     
  • 2018. Se inaugura el nuevo edificio del Instituto de Investigación.